Decoración de forma fácil y rápida

Continuamos con los tips de Interiorismo del Valle, pues con los consejos que compartimos anteriormente muchas personas nos comentaron que necesitaban más, así que ahora traigo unos cuantos más para ustedes.

  1. UN AS EN LA MANGA: LA SENCILLEZ

Es más fácil acertar en la decoración cuando los muebles básicos -en el caso del salón, el sofá, la mesa de centro o el aparador- son piezas de diseño sencillo.

  1. Un sofá con tapicería lisa es más agradecido que uno estampado, ya que podrás elegir los cojines sin temor a que los motivos no encajen entre sí.
  2. Un sofá con tapicería clara ofrece más posibilidades que una de color llamativo (rosa, naranja, verde…), ya que podrás añadir a tu salón una butaca o una alfombra en un tono intenso sin preguntarte: ¿combinará? El color menos problemático para el sofá, sin duda, es el blanco, seguido del gris claro.
  3. Un aparador o una mesa de centro discretos -de líneas sencillas- te dejarán libertad para añadir muebles de cualquier estilo en el futuro sin necesidad de cambiar toda la decoración. Las apuestas seguras: muebles sin adornos, con diseños básicos. ¿Qué acabados resultan más fáciles de combinar? El color blanco y las maderas claras, como roble o haya.

Sofá, de la firma Crisal. Butaca, de La Albaida. Mesas de centro y alfombra, de Ikea. Espejos, de Almacenes Masol.

  1. BUSCA LA LUZ

Una habitación oscura parece más pequeña. Además, la falta de luz hace que incluso los detalles en tonos vivos resulten apagados y tristes. Aunque no tengas un ventanal de suelo a techo, existen trucos para lograr que un ambiente parezca más luminoso.

  1. Pinta el techo y al menos tres paredes en color blanco: reflejan la luz natural y la multiplican.
  2. Viste la ventana con una cortina o un estor blanco. La idea es que maticen la luminosidad, no que la corten el paso.
  3. Si el suelo es oscuro, busca alfombras claras que lo iluminen. Si tienen textura (lana, pelo largo, fibras…), lograrás que el ambiente, además de luminoso, resulte acogedor y cálido.

Interiorismo y cabecero, de Rocío Olmo. Papel pintado, de Coordonné.

  1. ANALIZA CENTÍMETRO A CENTÍMETRO

Cuando imaginamos cómo decorar una habitación, tendemos a pensar “aquí pondré el sofá; allí, la mesa de comedor…” Pero el espacio visual no es lo mismo que el espacio real. Antes de comprar cualquier mueble, acércate a las paredes y míralas con atención. O bien, ingresa en AsFashion y conoce todo lo que tienen preparado para ti.

  1. ¿Hay algún radiador? Entonces no podrás colocar el sofá o el aparador, ya que quedarán alejados de la pared. Cualquier mueble deberá comenzar justo a continuación del radiador.
  2. ¿Dónde está la entrada del teléfono o de la antena de tv? Su presencia condicionará la distribución, ya que tu televisor (y el mueble sobre el que piensas colocarla) debería quedar junto a la toma de la antena. Pero no te desesperes: si no te gusta dónde está ubicada, siempre la puedes trasladar.
  3. ¿Tiene algún retranqueo, por muy pequeño que sea, o sobresale ligeramente un pilar? Cualquier irregularidad de la pared te impedirá adosar a ella una librería, ya que el espacio que quedará detrás resulta muy antiestético. ¿La solución? Replantéate la distribución de nuevo o encarga muebles a medida.

Sofá, similar en Ikea.

Hasta este momento son todos, no nos dejes de seguir que muy pronto estaremos entregándote más tips, por ahora, ingresa a alguna página de interiorismo y sigue investigando para que dejes de pensar en Sears o alguna tienda departamental enorme y así puedas darle con tu presupuesto un nuevo aire a tu hogar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *