La expresión del baile

“Aquéllos que eran vistos bailando, eran considerados locos por quienes no pdían escuchar la música”

Nietzsche

 

Bailar es muy importante, es la forma en la que tu cuerpo expresa sus sentimientos, y sus emociones. Es la pasión en cada movimiento, el deseo en cada bamboleo de cadera de la mujer, y la coordinación entre dos personas, que se vuelven uno mismo con la música, y que logran sincronizar sus cuerpos de manera mágica.

Esta pasión por el interpretar la música debería comenzar desde las clases de baile para niños. Sí, desde la más tierna infancia deberían instruir los pasos, y créeme, entre más joven es más fácil aprender cualquier cosa. Aparte es una manera de convivir, de divertirte en fiestas, de liberar el estrés; y de no ser de esas personas que se quedan sentados sin hacer nada, con un Bacardí en la mano, un cigarro entre los labios.

Y cada uno tiene sus formas de divertirse, pero que, si eliges ser de las personas que no te gusta, que sea por eso. No porque te da pena, o crees hacer el ridículo, o porque te estás comparando continuamente con otros.

Si eres de este grupo, no importa. Está bien que haya pasado tu niñez, que seas un adolescente, o un adulto. Existen opciones de clases de salsa, clases de jazz, la deliciosa bachata, o simplemente la danza creativa. Nunca es tarde para comenzar a bailar, porque es una experiencia única e indescriptible.

Créeme, pon tu música favorita en tu cuarto, cierra las puertas y los ojos. Comienza a sentir el ritmo en tus brazos, en tus hombros, deja que tu cadera se afloje. Al principio te sentirás muy extraño haciéndolo, pero como estás con los ojos cerrados, no podrás verte, como estás solo, nadie se podrá burlarte de ti. En unos minutos se te olvidará si eres ridículo o no, simplemente comenzarás a sentir la música en tu cuerpo, y le agarrarás el gusto.

¡Hazlo, atrévete, se diferente! Muchas gracias por leerme y hasta la próxima.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *